La cuarentena nos ha hecho sacar nuestro chef interior por ello les mostraremos como hacer una salchicha el vino como lo haría el mismísimo Ratatouille.

Ingredientes:

  • 600 gramos de salchichas
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 75 mililitros de agua
  • 300 mililitros de vino blanco
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajos
  • 5 cucharadas de aceite de Oliva Virgen Extra

Preparación.

El primer paso de nuestra receta será pelar y cortar los ajos para posteriormente añadirlos a la sartén. La forma en la que cortemos nuestros ingredientes es totalmente libre. En el caso de la cebolla podemos optar por cortarla a la juliana o en dados en el caso de que nos guste más así. De la misma manera, el ajo también podremos cortarlo en láminas o en trozos pequeños.

Un vez que tengamos nuestros ajos y la cebolla cortada, pondremos a calentar una sartén con el aceite y mientras llega al punto perfecto para cocinar, pincharemos las salchichas con un tenedor para evitar que cuando las echemos en la sartén exploten.

Cuando veamos que el aceite ya está lo suficientemente caliente, echaremos las salchichas hasta dorarlas bien por todos los lados pero teniendo la precaución de que no se quemen. Una vez las tengamos echas, las apartaremos del fuego para que pierdan un poco del aceite que han cogido en la sartén y que no tiene cabida en el resto de la receta.

Mientras nuestras salchichas reposan, pondremos en la misma sartén donde las hemos cocinado, la cebolla y los ajos que hemos cortado anteriormente y los coceremos. Si vemos que hace falta un poco más de aceite, rociaremos con un poco más. Además del ajo y la cebolla también añadiremos una pizca de sal para darle algo más de sabor y cuando lo hayamos cocido todo bien sólo tendremos que añadir las salchichas que hemos estado reservando.

El último paso de nuestra receta está compuesto por uno de los ingredientes más importantes de esta: el vino. Para ello, añadiremos el vino blanco sobre las salchichas y lo dejaremos cocer unos minutos hasta comprobar que este se ha evaporado un poco. Por otro lado, pondremos un vaso de agua fría con la harina de maíz y lo removeremos hasta que se haya mezclado bien y posteriormente se lo echaremos a las salchichas comprobando como la salsa empieza a espesar.

Listo hemos terminado, llego el momento de servirlas lo puedes hacer con unas papas o con un pan al ajo.

Comenta