Este coctel mexicano es muy popular entre nosotros además de ser rico, refrescante y delicioso. Pero a veces por antojo queremos hacerlo de una manera más fácil, es por eso que hoy te enseñamos 3 maneras alternas para prepararlas en casa y con pocos ingredientes (y dinero). Nomás pal antojo.

Modo 1

El primer modo de armar una margarita improvisada es mezclar en la licuadora tequila (obviamente), refresco de toronja de la marca que sea y el jugo de 1 o 2 limones. Imagínate que estás haciendo una paloma pero lo vas a revolver con un buen de hielo picado a punto de frappé. Y listo.

Modo 2

Esta segunda forma es aún más fácil y lo mejor es que la puedes hacer del sabor que quieras. Solo necesitas comprar una caribe cooler de limón, o del sabor que quieras (Te recomiendo la de mango-piña), con un poquito menos de tequila para que no se te suba y mucho hielo picado.

Modo 3

Este último modo es simplemente licuar hielo picado (mucho) con tequila y el jugo de unos 6 o 7 limones.

Obviamente en los 3 modos hay que escarchar el vaso con limón y sal porque sino no te va a saber a margarita improvisada.

Comenta