Saliste el viernes por la noche y claro, después de la ronda de tequila… ¿recuerdas haber hecho el ridículo o sólo te contaron? Empieza a leer estas anécdotas y descubre si no te suena familiar.

party

1.- “Eran alrededor de las 11 p.m. cuando un grupo de jóvenes no mayores a 20 años pidieron tres rondas de tequila y empezaron a tomarlos como vasos de agua. Tan sólo media hora después, 4 de los 6 jóvenes estaban ya tan ebrios que sus amigos (los pocos que quedaban sobrios) tuvieron que llamar a sus padres para ir a recogerlos ya que ni siquiera se podían parar de la silla. ¡Que pena!”.

 

2.- “Se estaba celebrado un halloween en el bar y dos chavas disfrazadas de vampiras, sí, vampiras, me preguntaron cómo le podían bajar lo borracha a su amiga y yo antes de poder decir algo un joven de la mesa de al lado contestó: “según mis conocidos la borrachera se baja comiendo bastantes sabritones”. Las chavas se fueron confiadas con eso y el resultado fue sacar no sólo a su amiga todavía bastante borracha, sino también vomitada y llena de restos de sabritones. Muy mal consejo.”

base_image
3.- “Nos contrataron para una fiesta de cumpleaños. A las 5 de la tarde el ambiente estaba tranquilo pero 7:30 p.m. llegó un grupo de chicas y allí empezó lo bueno… me tocó ver como uno tras otro pasaban los shots hasta que una de ellas simplemente se cayó y todos se alteraron porque ya no reaccionaba. Se espantaron y le echaron la cubeta del agua donde estaban las cervezas. Como siguió sin reaccionar se les ocurrió llamar a la policía y se la llevaron al hospital. Vaya forma de pasar su cumpleaños”.

 

4.- “Una vez una pareja llegó y tomó asiento justo en medio de nuestro bar. Cuando les tomé la orden el joven me dejó en claro que trajera todo lo que ella pidiera. A la 4ta copa de ron y un poco borracha, la chava lo mando a la friendzone enfrente de nuestros clientes y no sólo eso, también empezó a preguntar números telefónicos y se los dio a su amigo. El joven casi a punto de llorar y después de 20 min. de humillación llamó a un taxi para ella. Finalmente él tomó sólo una cerveza y terminó pagando más de $350.”

Experiencias van, experiencias vienen. Ahora que las has leído evita hacer ridículos cada que salgas, podrías ser el siguiente en aparecer aquí o la burla de tus amigos toda la semana. #DrinkItUpMx

Comenta