Ya que estamos en este mes de Febrero tan amado y odiado por muchos, nos dimos a la tarea de preguntarles a nuestros lectores en días anteriores si habían conocido a alguien especial, ya sea amigo o pareja en una fiesta, o en alguna situación en la que hubiera alcohol de por medio,  y como resultó después. Algunas historias bonitas, otras no tanto, que seguro te podrás identificar con alguna de ellas.

 

“Di mi primer beso en una peda”        

Fui con unos amigos a una fiesta en otro pueblo, cuando llegamos a la mega peda nos servimos copas y tratamos de socializar un poco, en una de esas me presentaron a una chava que a mi parecer estaba súper guapa pero era mucho mayor, yo tenía 15 y ella 21. Estuvimos hablando un ratito y luego se desapareció, yo seguí en el desmadre con mis amigos y como a las 2 ya estaban casi todos medios ebrios y a alguien se le ocurrió jugar botella y pues para entrar en el desmadre también jugamos.amoralcohol

Estaba ésta chava que me había gustado pero todo era muy equis hasta que en una de esas le tocó a ella reto y le dijeron que tenía que irse 5 min al cuarto con alguien, y ¡ella me escogió a mi! Más que emocionado estaba súper nervioso porque nunca había besado a nadie y además ya estaba medio pedo, pero fuimos. No pudimos hablar mucho porque en cuanto cerré la puerta nos empezamos a besar, ambos estábamos pedos y la cosa se calentó un poco, pero no llegamos a nada. Cuando ya me iba le pedí su número para hablarle al otro día, y eso hice, pero ella me contestó que tenía novio y que no quería que le volviera a hablar y que “lo que pasaba en la peda se quedaba en la peda”.

 

“Regrese con mi ex gracias a un amigo borracho”

Estaba en una fiesta con mis amigas, la verdad no tenía muchas ganas de ir porque sabía que iba a estar mi ex, habíamos durado casi 1 año y terminado mal la relación, pero aun así fui. Casi toda la noche trate de evitarlo y divertirme, él estaba con sus amigos y yo con los míos así que todo estaba bien hasta que un buen amigo que tenemos en común se puso súper mal y yo lo quise ayudar pero quería vomitar y tuve que decirle a Sebas (mi ex) que lo llevara al baño de hombres y lo ayudara. Después lo tuvimos que cuidar entre los 2 porque se puso muy mala copa y decía incoherencias, hasta que Sebas decidió que lo iba a llevar a su casa y me pidió que lo acompañara, así que me despedí de mis amigos porque ya casi era hora de regresar a mi casa. Cuando dejamos a mi amigo en su casa para que su mamá lo regañara, mi ex me dijo que si quería ir a cenar con él y después me llevaba a mi casa y yo accedí. Fuimos por hamburguesas y estuvimos hablando y poniéndonos al día después de 4 meses sin hablar para nada, la verdad es que yo todavía lo quería y aproveche esa oportunidad para pedirle perdón por haberlo lastimado cuando terminamos, el igual me pidió perdón y me confesó que siempre le preguntaba a mis amigos por mí y que quería hablarme pero no sabía cómo, el caso es que hablamos mientras íbamos camino a mi casa y simplemente sucedió, nos besamos. Decidimos volver a intentarlo y ésta vez sí funcionó, ya llevamos 2 años juntos.

 

“Amor de peda”

Estaba en un bar con dos amigas, las 3 la estábamos pasando genial, solo hablando y riéndonos de todo, después de hablar y bailar ya era tiempo de irnos, mientras una de mis amigas fue al baño me quede hablando con mi otra amiga, en la mesa de al lado había una bolita de chavos, la verdad ni siquiera voltee a ver cómo eran porque estaba ocupada riéndome con mi amiga. En eso se acercó un chavo, nos habló muy educado y nos preguntó sobre nosotras, en eso llegó mi amiga del baño sacada de onda por el chavo que estaba con nosotras. El chavo nos dijo que si queríamos seguir la fiesta en otro lado con él y sus amigos, una de mis amigas dijo que si de inmediato pero mi otra amiga y yo dijimos que no, ni siquiera sabíamos quiénes eran ni nada de ellos, así que el chavo llamó a uno de sus amigos que iba pasando y también se sentó con nosotras, fue muy divertido porque nos mostraron sus credenciales y 7f90acfa07d5337e15f79d1a7642dfc9todo para que fuéramos con ellos, otro de sus amigos hasta nos saludó de beso y para mí fue muy gracioso, y cuando creí que ya nos íbamos del bar mis dos amigas aceptaron ir con ellos así que las acompañé. El chavo que se acercó con nosotras estaba coqueteando conmigo pero la verdad no tenía ningún interés en hablar con él. Saliendo del bar nos dirigimos a casa de un chavo que estaba cerca, de un momento a otro me quedé sola caminando, mis dos amigas iban al frente con los muchachos que se acercaron a hablarnos, y cuando me di cuenta junto a mi iba un chavo que no había notado hasta ese momento, le pregunte si él también iba con nosotros y me dijo que si, le pregunté su nombre y le dije que se veía muy niño para ser universitario, se empezó a reír y me dijo que se llamaba Damián. Al llegar a la casa del chavo entramos y me senté junto a mi amiga mientras la otra iba al baño, los dos chavos que se acercaron a hablarnos en la fiesta nos empezaron a hacer la plática, pasaron unos minutos y salimos las dos al baño con la otra amiga, al regresar a la habitación le dije a una que se sentara en el sillón donde estaba pues ya estaba algo mal, así que me senté en el piso junto a Damián. Recuerdo que era muy chistoso, había algo en él que me había llamado la atención, a lo mejor fue su risa, su sonrisa, tenía una muy bonita. Empezamos a jugar cartas y el me las cambiaba para que no perdiera. Con el ambiente y las copitas de más me gustó ese niño. Después de un rato todos salieron y Damián y yo fuimos los últimos en salir, es un poco borrosa esa parte pero cuando me di cuenta ya nos estábamos besando hasta que salimos con los demás, mis amigas y yo estuvimos un rato más y nos fuimos. Después de ese día hablamos un par de veces y lo vi en algunas ocasiones, pero por cosas de la vida dejamos de hablar y hasta la fecha no sé qué es de él.

 

“La rosa de despedida”

Conocí a un rp en un antro, estuvimos platicando un rato y me paso su número con el pretexto de que cuando quisiera reservación le podía hablar, después me empezó a hablar y así todo normal y tranquilo. Un día me lo encontré en otro antro al que fui con mis amigos y se acercó a bailar conmigo y todo, pero después me di cuenta que no era mi tipo y no me gustaba así que regrese a la mesa con mis amigos y no me despedí de él, yo seguí en mi desmadre con mis amigos y trataba de evitarlo hasta que llegó la hora de irme, pero cuando iba bajando las escaleras siento que me tocan el hombro, volteo y era él con una rosa. Sólo le di las gracias y al otro día ya no le contesté los mensajes.

 

“La condición del amor”

9788408158011Una vez que fui de antro con mis amigos, conocí a un niño que se me hizo super lindo pero solo nos echábamos miraditas y nunca se atrevió a hablarme. Después me lo encontré en la Uni pero no nos hablábamos. La siguiente semana volví a ir al mismo antro y me lo volví a encontrar, pero esta vez si me habló y estuvimos toda la noche juntos, después comenzamos a salir y así, nos íbamos de fiesta juntos con sus amigos o con los míos y todo iba muy bien hasta que nos hicimos novios. A los dos nos encanta salir de fiesta muy seguido con nuestros amigos, y por supuesto ir al antro en el que nos conocimos, pero tuvimos que hacernos una promesa: Ninguno de los 2 puede salir de antro solo, porque tenemos miedo de que podamos conocer a alguien más y que la relación se termine. Hasta ahora funciona y nos llevamos super padre, llevamos casi 1 año de novios y desde que lo conocí han sido los mejores momentos y las mejores fiestas, solo porque está él.

 

 

¿Te identificaste con alguna? Seguramente has tenido historias de amores fugaces alguna vez en alguna fiesta, ¡Cuéntanos tu historia! #DrinkItUpMx

Comenta