Podrás jurar que el día de la fiesta no vas a tomar, que vas a llegar sobrio a casa y serás un angelito el fin de semana, la verdad es que todo eso es mentira y de igual manera te vas a emborrachar.

No serás el único, apuesto a que has perdido la cuenta de las veces que has visto hacer el ridículo a tus amigos. Si lo estás leyendo y eres hombre esperamos que no te identifiques mucho (sería mucha coincidencia) y si eres mujer apostamos que has visto estos casos al menos una vez en tu vida. Te hemos resumido todo el “ritual” de la borrachera en 5 puntos:

1.- Llegas con actitud macho alfa, diciendo que no se te sube rápido, que casi casi eres nivel legendario y claro, empiezas a tomar todo lo que te pongan enfrente nada más para ser el más chido de la mesa.

2.- Ya empezaste a ver doble y sudas frío porque muy dentro de ti sabes que esto de estar sobrio toda la noche ya valió madre. Las rondas de tequila siguen pasando y obvio no puedes quedarte atrás ni hay manera de que te rindas ahora.

3.- La chava que viste cuando que llegaste (y que al principio no te llamó la atención) ahora es el amor de tu vida, la mujer más hermosa que has visto. Te armas de valor y allí vas, a punto de perder la dignidad con tal de saber su nombre y con suerte conseguir su número.

4.- Tus cinco sentidos ya no están contigo, si te caes o bailas sobre una mesa te da lo mismo, no sabes qué es la vergüenza. Estás en modo #YOLO, la peda más divertida a la que has ido, todos son tus mejores amigos, que digo mejores amigos, todos son tus hermanos del alma. Lloras, recuerdas a tu ex, decides invitar los tragos como pretexto para seguir tomando porque como dicen: “las penas con alcohol son menos”.

5.- Despiertas con la peor resaca que has tenido en tu vida, sin un zapato, y un recibo de todo lo que pagaste. Te arrepientes de haber tomado tanto, juras otra vez no volver a emborracharte así y la historia se repite. Aquí te dejamos unos métodos para sobrevivir la cruda.

 

Que no te sorprenda que la mayoría te suene conocido, a todos les ha pasado, es como una ley de la vida. Incluso aunque trates de evitarlo tus amigos harán todo lo posible por emborracharte. ¿Qué te queda? Disfrutarlo pero obviamente con medida. ¡Happy Drinking! #DrinkItUpMx

Comenta