¿Te gusta irte de fiesta pero no sabes cómo lidiar con la cruda? A todos nos gusta divertirnos y tomarnos algunos tragos, pero cuando te pasas de copas… ¿Qué pasa al otro día? Tienes dolor de cabeza, amaneces como si te hubieran dado la golpiza de tu vida, y deseas que el mundo se acabe en ese instante para no sufrir más, bien dicen que noches felices y mañanas tristes.

Los efectos más comunes de la ingesta excesiva de alcohol son la deshidratación, pérdida de concentración, dolor de cabeza, irritabilidad, sensibilidad al sonido y a la luz y sensación de boca seca, así como fatiga, mareos y vómitos. Pero no te preocupes, aquí te dejamos unos tips que te ayudaran a combatir esos malestares que te hacen jurar que no volverás a beber en tu vida, aunque aquí entre nos, sabemos que eso no lo vas a cumplir.

1.- Hidrátate
Cuando consumimos alcohol en exceso hay un desequilibrio de electrolitos, específicamente sodio, calcio y potasio, por eso debemos tomar mucha agua a lo largo del día, el agua de coco y las bebidas deportivas, las cuales son ricas en electrolitos te harán sentir como nuevo casi al instante. Evita tomar cafeína. Muchas personas toman café para “despertarse” pero lo único que están haciendo es provocar que se sientan peor, ya que como sabemos, el café es un diurético, y solo te deshidratará más.

 

2.- Toma un analgésico
No, no te recetamos paracetamol, la solución de todos los doctores. Si de plano no soportas el dolor de cabeza, la mejor opción es tomar ibuprofeno o aspirina, o si ya eres más innovador puedes intentar con un Alka Seltzer Boost. Son las más indicadas para relajarte el sufrimiento, ya que cualquier analgésico que contenga paracetamol, puede causar daño hepático cuando se combina con alcohol.

 

3.- Descansa
Incluso si te sientes muy bien al otro día, nuestro cuerpo necesita recuperar las funciones vitales al 100 después de un consumo abundante de alcohol, por eso para reponerte por completo de una buena fiesta lo mejor es tomar una siesta no mayor a una hora, eso si no tienes compromisos importantes como tener que ir al trabajo o a la escuela.

 

4.- Come algo
Un buen consomé te ayuda, un caldito de camarón si eres de la costa o si eres foráneo una Maruchan, pero como buen mexicano sabes bien que no hay nada como un caldito después de la peda, su eficacia se basa en 3 factores: es picosito, está caliente y es puro líquido para rehidratarte, y además, la comida grasosa como los antojitos, o lo mejor, unos ricos chilaquiles para curar la cruda ¿Quién podría decirle que no a ese delicioso manjar de los Dioses?

 

5.- Tómate una michelada o un Bloody Mary
Si aun así después de todo lo que bebiste anoche te quedaste con ganas, puedes prepararte un buen coctel Bloody Mary, este coctel es idóneo para la cruda ya que se caracteriza por ser reconstituyente y energético, pero si no se te antoja, también puedes tomarte una cerveza bien fría o una michelada, de paso para acompañar el caldo de camarón. OJO, solo queremos que te sientas aliviado de los bonitos síntomas de la cruda, no que te vayas de fiesta otra vez.

 

Existen muchos remedios que ayudan a combatir los malestares, pero debes tener en cuenta que cada cuerpo es diferente y los resultados varían dependiendo la persona.

Lo mejor es no excederse cuando ingieres bebidas alcohólicas, pero por si se te paso la mano prueba algunos de nuestras recomendaciones que te pueden ayudar a sentirte mejor.

Comenta